Para activar el suministro de luz debes pagar unos derechos de alta. En este artículo te decimos cuánto debes pagar y cómo ahorrar en ello.

Los derechos de alta

Si te acabas de mudar, deberás saber que es necesario ocuparse de ciertos trámites, como notificar tu nueva dirección a diferentes entidades o activar los suministros energéticos, como dar de alta luz con Iberdrola, Holaluz, Total Energy o la empresa que prefieras. Se trata de un trámite simple en el que tan solo es necesario cumplir una serie de requisitos, como tener acceso a la red eléctrica o contar con el Certificado de Instalación Eléctrica, que deberá ser elaborado por un técnico electricista, tal y como explican los expertos de Companias-de-luz.com.

Posteriormente para dar de alta la luz y el gas con Iberdrola, Repsol o cualquier compañía deben presentarse una serie de documentos y pagar el precio por dar de alta la luz. Este coste está compuesto por los derechos de alta y son los siguientes:

● Derecho de extensión: 17,37€ + IVA por cada kilovatio contratado.
● Derecho de enganche: 9,04€ + IVA
● Derecho de acceso: 19,70€ + IVA por cada kilovatio contratado.

Esto representa unos 60 euros por cada kilovatio de potencia eléctrica contratada, por lo que conviene saber cuál es la potencia contratada que necesitamos. Para ello podemos contratar a un técnico electricista para que haga un estudio de consumo de nuestro hogar o utilizar una calculadora de potencia. Además también deberemos pagar un depósito de garantía y pagar el alquiler del contador de luz.

Cabe mencionar que el precio por dar de alta la luz es el mismo con todas las compañías, ya que está regulado por ley, tal y como señalan desde Companias-de-luz.com.

El precio de la luz

Antes de dar de alta la luz es muy importante saber con qué compañía vamos a contratar nuestra tarifa, ya que esto puede suponer que tengamos un precio fijo durante todo el día o tengamos que ajustarnos a los nuevos horarios. Esta nueva regulación se aplica directamente para los clientes que hayan contratado la tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), mientras que las comercializadoras en el mercado libre harán una media del consumo en los tres horarios a un solo precio durante todo el día.

El precio de la luz preocupa más que nunca a la ciudadanía tras su escalada durante los últimos meses. El menor aporte de las energías renovables, el encarecimiento del gas natural y el incremento del coste de emisión de CO2 que se termina cargando sobre el consumidor. Desde Companias-de-luz.com recuerdan que el consumo que realizamos representa solo el 35% de la factura.

El 40% de la factura corresponde a cargos fijos, como la potencia contratada o los peajes por el transporte y distribución de la electricidad, mientras que el 27% restante son impuestos como el IVA o el impuesto sobre la generación de electricidad. Desde la asociación de consumidores OCU reclaman una bajada sobre el IVA y que se aplique un tipo reducido, como sucede en otros estados, como en Reino Unido en el que el IVA es solo del 5%.

Desde Facua apuntan a las malas prácticas de las eléctricas y señalan que la CNMC (Comisión Nacional del Mercado y la Competencia) está realizando una investigación para saber si se altera la producción de las energías más baratas para el mercado mayorista suba el precio de la luz. En este artículo puedes encontrar consejos para ahorrar en tu factura de electricidad.

Abrir chat
1
Hola, Estoy aquí al otro lado del Whastapp, si quieres puedo ayudarte.